Dermatitis por Contacto

La dermatitis por contacto es una reacción inflamatoria de la piel, puede ser aguda (inflamación menor a 6 semanas), o crónica (inflamación mayor a 6 semanas).   La dermatitis por contacto puede ser de tipo alérgico o irritativo, dependiendo de el origen de la misma, la sustancia que la este desencadenado y la respuesta que se esté generando. El diagnostico presuntivo puede ser establecido en la consulta por el dermatólogo, para esto es necesario realizar una historia clínica adecuada y detallada, se puede afirmar que el dermatólogo debe ejercer una labor de detective.

En la dermatitis por contacto, la piel afectada se puede encontrar irritada, enrojecida e inflamada. Durante la fase aguda es frecuente encontrar además de lo anterior la presencia de vesículas y un exudado que le da la apariencia de “piel llorosa”; cuando el estímulo inflamatorio no se resuelve y persiste el proceso más allá de 6 semanas, pueden aparecer otros síntomas como rascado, liquenificación (engrosamiento de la piel) y cambios en la pigmentación (manchas claras u oscuras).

En la consulta dermatológica es usual ver a pacientes que acuden por irritación alrededor de los ojos causado por alguna crema, cosmético o gotas oftálmicas; o aquellos que presentan reacciones en la piel posterior al uso de joyería, lo que puede corresponder a una dermatitis por contacto al Níquel, la dermatitis por contacto al níquel es la más común ya que este metal se encuentra en la bisutería, joyería de fantasía, en los botones del pantalón, y en general, puede hacer parte de la aleación con casi cualquier metal, es por eso frecuente que los síntomas cutáneos se presenten alrededor del ombligo, en la muñeca izquierda por el reloj, o en los lóbulos de las orejas por los aretes. La dermatitis por contacto con irritantes o jabones afecta predominantemente a las amas de casa que se encuentran en contacto constante con detergentes y productos químicos usados para el aseo, la localización habitual son las manos; ésta dermatitis también es frecuente en dentistas y estilistas, por las sustancias que utilizan en su trabajo.

Las pruebas de parche están indicadas cuando se trata de una dermatitis por contacto alérgica, o cuando los pacientes no mejoran a pesar de seguir un tratamiento adecuado y cumplir la indicaciones médicas sobre evitar las sustancias que posiblemente estén originando el cuadro; las pruebas de parche se realizan en el consultorio aplicando 3 parches en la espalda limpia del paciente, se le solicita que regrese en 48 horas y al retirarlas el médico observa a cuales alérgenos presento reacción.

Esta prueba cuenta con 34 contactantes las cuales abarcan hasta el 80% de los productos que con mayor frecuencia ocasionan dermatitis de contacto.

En la Clínica Dermatológica Isela Méndez contamos con las pruebas de parche, que una vez aplicada e interpretada la prueba es posible iniciar un tratamiento dirigido contra el alérgeno o contactante especifico que este desencadenando la reacción.