Hilos de Sustentacion Facial

El rejuvenecimiento y mantenimiento de la belleza es una parte importante y fundamental de todos los seres humanos hoy en día. Como sabemos, existen numerosos métodos para conseguirlo. Uno de ellos son los llamados hilos tensores faciales o “hilos rusos”.

El proceso natural del envejecimiento implica múltiples factores como son reabsorción ósea facial, perdida de la grasa de rostro, flacidez de piel, pérdida de los componentes estructurales de la piel, disminución de la cantidad de musculo, para ello contamos con diversos materiales de suturas reabsorbibles que proporcionan un efecto lifting sin cirugía, estos hilos tensores faciales proveen un efecto de relleno inicial y corrección inmediata; también estimulan la formación de nuevo colágeno a largo plazo.

Éstos hilos de sustentación facial están fabricados con la más alta calidad, por lo que no son dañinos para la piel y no causan reacción alérgica. Al final se obtiene una corrección sostenida, suave y natural, de acción prolongada hasta de dos años, con solo una sesión. Podemos tratar áreas con flacidez como son las cejas, mejillas, línea mandibular, barbilla, cuello. El procedimiento se realiza ambulatoriamente, con mínimas complicaciones y mínimo tiempo de recuperación.

Indicaciones y resultados de los Hilos Tensores Faciales

Las indicaciones  son la flacidez cutánea que puede ser aplicada en cara, borde mandibular, cuello, abdomen y glúteos. El efecto final de los hilos tensores faciales, es el de dar un “lifting” o levantamiento inmediato por las características muy particulares de los hilos pero a su vez y como se comentaba antes, estimular además la formación de colágena que es uno de los elementos principales para mantener a la piel más firme pero que de manera natural, a partir de los 30 años dejamos de producir en cantidades importantes.