Manchas en la piel.

Cuando se habla de imperfecciones de la piel, se hace referencia a una numerosa gama de rasgos, características y en otros casos alteraciones; por ejemplo, entre las imperfecciones más comunes se señalan; arrugas o ritides, surcos, poros abiertos, Melasma, paño o cloasma, lentigos solares o manchitas de sol, cicatrices, quistes o tumores benignos de la piel, lunares, telangiectasias, vasitos o venitas, cualquier tipo de mancha en la cara.

La piel es un órgano amplio y extenso que nos comunica con el mundo, también es el reflejo de lo que hemos vivido y los procesos naturales, fisiológicos o patológicos a los que nos hemos enfrentado.

Hay muchos tipos, colores y alteraciones de la piel, según su origen.

Los diferentes tipos de láseres con sus técnicas no invasivas logran dar resultados excelentes para la reparación de la piel, ofreciendo formación de sustancias que se van perdiendo mediante el tiempo, el láser ayuda a remodelar las fibras de colágeno, ofreciendo hemostasia, bajos riesgos de infección, recuperación rápida y resultados visibles los primeros días.

 

El uso del láser ofrece muchos beneficios:

  • Ayuda a reducir cicatrices de acné.
  • Ayuda a reducir cicatrices de Varicela.
  • Ayuda a eliminar arrugas superficiales.
  • Ayuda a disminuir manchas en rostro, dorso de manos y pecho.
  • Efecto de mejora en la textura y tono de la piel.
  • Disminuir el tamaño de los poros.
  • Rejuvenecimiento.
  • Tratamiento para Fotoenvejecimiento

Paste your AdWords Remarketing code here